terça-feira, 25 de abril de 2017

Informe de la Relatoría de Derechos Humanos y Pueblos Indígenas

El acto de abertura de la 14º Acampada Tierra Libre  (ATL) que ya reúne en Brasilia cerca de 3 mil indígenas de cien pueblos diferentes y de todas las regiones del país, fue escenario del lanzamiento del Informe de la Relatoría de Derechos Humanos y Pueblos Indígenas de la Plataforma de Derechos Humanos – Dhesca Brasil en la noche del lunes 24 de mayo.

La publicación, elaborada a partir de las principales actividades realizadas por la Relatoría en conjunto con la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) y otras instituciones está integrada por el Informe de la Misión en Brasil de la Relatora Especial de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas en el sur del Brasil y el Informe de la Coalición de Defensa de los Derechos Indígenas para la Revisión Periódica Universal (RPU/ONU).
Además de presentar el contexto político con los marcos legales en que el trabajo fue desarrollado, el documento discute asuntos estructurales como violencia y discriminación contra los pueblos indígenas, mega-proyectos, medidas legislativas y administrativas, bien como el deber de consultar ( o la necesidad de garantizar espacios de participación y consulta diferenciados para los pueblos indígenas en la toma de decisiones que les afecten); demarcación de tierras, salud, educación y servicios sociales, actuación de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) y el acceso a la justicia.

“En el plano legislativo brasilero, observamos una serio de Proyecto de Ley que tramitan sin cualquier consulta y buscan directamente la retirada de derechos de los pueblos indígenas, especialmente los relacionados a los derechos territoriales y la protección de los recursos naturales”, apunta la introducción del Informe. Entre los principales proyectos están la Propuesta de Enmienda Constitucional 215 (que transfiera al legislativo la prerrogativa de conducir las demarcaciones de las tierras indígenas, titulación de comunidades quilombolas y la creación de unidades de conservación ambiental) y el proyecto de Ley no. 1218 que determina que sean consideradas como tierras tradicionalmente ocupadas por los indios, solo aquellas que fueran demarcadas hasta cinco años después de la promulgación de la Constitución Federal de 1988.

El informe también llama la atención para la Orden nº 80, emitida por el Ministerio de Justicia y Ciudadanía, con el objetivo de inviabilizar las demarcaciones de tierras indígenas y anular los procedimiento ya en curso o concluidos, a partir de la exigencia de criterios que contravienen la Constitución.
Instrumento de lucha

En el lanzamiento, que contó con la participación de representantes de la APIB, la Red de Cooperación Amazónica (RCA), la Plataforma Dhesca y el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) – instituciones que colaboraron en la realización de las actividades reportadas por la relatoría – la relatora Érika Yamada destacó que el documento, elaborada de conjunto con los pueblos y organizaciones indígenas, puede convertirse en más un instrumento de lucha, principalmente en lo referido a divulgar a nivel internacional el actual momento de retrocesos que Brasil enfrenta. “La sociedad brasilera, indígena y no indígena, está observando el ejemplo de movilización y unificación de luchas que ustedes traen, de resistencia para que no haya retrocesos y para que nuestra Constitución no sea tirada al basurero. La información que llega al extranjero, a la ONU, ni siempre dice toda la verdad. Hay dirigentes indígenas a la retomada que están siendo atacados y muertos, hay niños y madres sufriendo con la discriminación y el racismo, además de todos los ataques a la FUNAI y las leyes que protegen los derechos de los pueblos indígenas. Eses informes no son recibidos con mucha alerta. Es un momento serio de ataques a los Derechos Humanos, especialmente los de los pueblos indígenas”.

Las estrategias de acción de denuncia internacionales que vienen siendo ejecutadas por un amplio conjunto de entidades indígenas e indigenistas brasileras fueron expuestas por Luis Donisete Grupioni, de la RCA. “Una de esas oportunidades es en este año, en el que Brasil será evaluada por la ONU. El gobierno brasilero envió un documento, las entidades de la sociedad civil mandaron otro y la ONU produjo un tercero. Los otros países leerán esos documentos y habrá una sesión la semana próxima  en Ginebra en donde se harán sus sugerencias para mejorar la situación de los Derechos Humanos de los indígenas. Queremos que los países hagan recomendaciones para presionar al gobierno, Ministerio Público y otros órganos. El gobierno no puede asumir compromisos y no cumplir”, afirmó.
Continuidad

El integrante de la Plataforma Dhesca y presidente del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Darci Frigo, presentó el funcionamiento de la red y anunció la continuidad del trabajo de la relatoría derechos indígenas a partir de la manutención del mandato de la relatora Érika Yamada. “Como el informe trae una serie de recomendaciones, entendemos que el mandato debe ser extendido para que, junto a organizaciones indígenas, podamos garantizar su monitoreo”.

Lea la totalidad del documento (em português): Relatório DH e Povos Indígenas – INTERNET (2)

Nenhum comentário:

Postar um comentário